Teseo

Busco el pliegue de mi cuerpo

donde desapareció el amor y empezó

la curvatura del sexo.

Tengo áspera la lengua

Secas las cuencas

Húmeda la cueva

A lo lejos, la luz de la vela

abre el vientre

de una madre

que,

amorosa,

busca el cordón umbilical

de una hija no nacida

La vida aparece tenue

en el pico de un gorrión

que apenas vuela.

Se alza la voz del poeta

y engulle a su paso

las migas de pan

que fuimos dejando

para la vuelta.

El hijo del panadero busca a Teseo

entre carbones.

Searching for Peeta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s