La desazón

Una musa me ha dicho que las raíces de los árboles sujetan las montañas.

Y con un hilo hecho de los tallos de las flores más hermosas,

se enganchan los sueños a las copas de los árboles.

Los pájaros se encargan  de repartirlos por el mundo

dejándolos encima de las almohadas.

Me miras a los ojos y la desazón se calma.

Una musa me ha dicho que en las noches más oscuras

las estrellas les prestan sus nombres a los poetas.

y los anudan unos con otros con espacios en blanco, llenos de silencio

Luego dejan caer tildes, comas y puntos suspensivos

para evitar que la respiración se corte y se quede en un silbido.

Te miras en mis ojos y la desazón se calma.

Anuncios

Sólo nos queda

Sólo nos queda

ese aire;

el espacio entre el cielo y la tierra

donde los pájaros juegan.

Y los huesos con olor a tierra, a pluma,

a yerbabuena.

Sólo nos queda

una voz, tímida pero clara

que nos despierta por la mañana.

Y los huesos perforados

limados y perfilados

clavándose entre la carne.

Livianos

como si de un mirlo se tratase.

Sólo nos queda

la poesía.

Y un saco de semillas:

comino, clavo y cardamomo.

Será suficiente.

To love somebody- Scott Matthew

Inventario de latidos (16)

Rascar con la uña

hacia atrás

todo lo vivido.

Recogerse.

Recuperar las lágrimas vertidas

los huesos completos

desprender el miedo del cuerpo

Recogerse.

Volver a la niñez

recuperar la virginidad

la piel tersa

el brillo en los ojos

Recogerse.

El vientre materno

el líquido amniótico

la posición fetal.

Recogerse.

Dejar de ser mujer

Dejar de ser niña

Dejar de ser célula

Ser otra cosa.

Olvidar

todo

excepto el primer latido

La pulsión de volver a ser

Renacer,

rozando justo el momento,

previo a la vida.

El primer latido

Tornado-Jonsi

Inventario de latidos (15)

Crece en espiral
el helecho.
Y afiladas, las primeras cáscaras
de las castañas.
Lo primero.
Lo primitivo.
El instante y el infinito.
Como si no fueran uno solo.
Mis pies cansados y mojados.
Sangra la herida que
hizo el camino
y los zapatos.
La zamiculda, erguida,
provoca al cielo.
Suena un tañido.
Después otro.
Así hasta siete.
Llega el amanecer.
Y se cierra la dama de noche.
Y mis labios.
Y tus ojos.
Como un suspiro.
Como un latido.
Los últimos.
Como morir.
Suena un tañido.
El de los muertos.

 

Swanlights-Antony&theJohnsons

Inventario de latidos (14)

Déjame que te borre

que desdibuje las lineas

del camino que perdí.

Que parta con la mirada

la diestra de la siniestra

y dance sobre las huellas

que dejaron tus pasos.

Apoya en mi vientre tu oído

Sólo a patadas, da bienvenida

la vida.

La muerte,

la muerte es otra cosa.

Sesga la hierba crecida

y el estruendo de los brotes

recién cortados.

La losa sobre la lápida,

el martillo,

el cierre del nicho.

Cruje el osario.

Para que entonces retumbe

el latido de los vivos.

 

How to say goodbye-Magnetic fields