En los intestinos

Sentir que no pertenemos

ni a la tierra ni a la hoja,

ni al brezo, ni la montaña.

Sentir la soledad.

Y subir hasta el cielo

y alcanzar la estrella

que nos tocó una vez.

Y volver a caer.

Sentir el olvido.

Sentir el silencio.

Y las notas sin brillo

que recorren las cortinas.

Sentir los ovarios, vacíos.

Sentir la bruma, el frío.

Y escuchar una voz, al fondo

en los intestinos

Que insiste sobre si este

podría ser el destino.

Silent Women-Martha Tilston

Anuncios

Un pensamiento en “En los intestinos

  1. El destino, no lo se, yo no creo mucho en él, pero lo que es un hecho es que la mayoría llevamos el cuerpo y el alma llenos de “recuerdos” de tanto caer y levantarnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s