Acerca de

Soy, que ya es mucho. De formación matemática. De profesión profesora, formadora, educadora, madre, malabarista…. De vocación buscadora (de sueños, de palabras, de historias, de amores imposibles, de mares, de olores, de imágenes,  de músicas, de silencios….)

Alguien me dijo una vez que las palabras me adoran. En realidad, hasta que lo escuché al otro lado, no me lo había creído del todo.

Ahora ando aquí, construyendo una casa de palabras, dibujando con espacios en blanco aquellos huecos que el corazón ha ido dejando vacíos.

Siéntate cómodo/a. Bienvenido/a a casa

Esta obra está bajo licencia

creat

 

OFRENDA

¿Qué tengo para darte? Una gramática de sentimientos,

verbos sin el complemento de una vida, los sustantivos

más pobres de un vocabulario íntimo -el amor, el deseo

la ausencia. ¿Qué frase construiremos con tan poco? ¿A

qué léxico de la paciencia le robaremos lo que nos falta?

Entonces te ofrezco otra casa. Las paredes tienen la

consistencia del verso; el techo, el peso de una estrofa.

Te abro sus puertas; y el sol entra por la ventana de

una sílaba, con su fuego vocálico, como si una

palabra pudiese mitigar el frío que te envuelve.

Y te pregunto: ¿qué otras palabras quieres? ¿La música

sonora de un ocio? ¿El espeso manto con que se escribe

el terciopelo? ¿El fondo luminoso del azul? Podría darte

todas las palabras en la caja del poema; o prestarte

el canto efímero en el que se esconden del mundo.

Pero no es eso lo que me pides. Y la vida que pulsa

entre adverbios y adjetivos se esfuma deprisa

cuando intentamos seguir la línea del verso. ¿Qué queda?,

me preguntas. Un encuentro en el rincón de la memoria. Risas,

lágrimas, el tierno murmullo de la noche. Nada, y todo.

(Nuno Júdice, El Algarve, Portugal, 1949 autor del libro de poemas Un canto en la espesura del tiempo . Traducción de Mario Merlino.)

3 pensamientos en “Acerca de

  1. Primero gracias por seguir tajalápiz (acabo de descubrirlo) y por el enlace. La sencillez que muestras en el uso de la palabra, la retención, me parecen un buen camino. Sin duda el rigor matemático puede ser un buen aliado para la escritura, al fin y al cabo es otra manera de cifrar el mundo y las cosas del vivir.
    saludo

  2. “Ahora ando aquí, construyendo una casa de palabras, dibujando con espacios en blanco aquellos huecos que el corazón ha ido dejando vacíos” Qué linda tu presentación!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s